☀ ¡Envío gratis! ☀ ☀ ¡Envío gratis! ☀

Piedra de obsidiana

€10,00
DESCRIPCIÓN

Piedra de obsidiana

HISTORIA DE LA OBSIDIANA


Etimológicamente, la palabra obsidiana proviene del latín, más precisamente del nombre de Obsius, quien fue el primer romano en hablar de la obsidiana, la curiosa piedra que se encuentra en Etiopía. Los arqueólogos nos dicen que esta piedra fue utilizada por el hombre prehistórico. La obsidiana se utilizaba a menudo como punta de flechas o cuchillas de cuchillería y otras herramientas y cuchillos. Desde la América precolombina hasta la Europa neolítica, la obsidiana fue el tema del primer comercio entre hombres. 

La obsidiana es una piedra que hace fluir mucha tinta, especialmente en literatura fantástica y producciones audiovisuales. La referencia a los poderes mágicos y al poder sobrenatural de la piedra es omnipresente.

 

VIRTUDES DE LA OBSIDIANA


A nivel físico, la obsidiana es una piedra desintoxicante. Tendría esta poderosa habilidad para eliminar bloqueos en el flujo de energía del cuerpo. Esta propiedad hace que esta piedra sea altamente recomendable para aliviar la tensión y fluidificar la circulación sanguínea. La obsidiana es muy útil, entre otras cosas, para aliviar el dolor debido al reumatismo, la artritis o los calambres musculares. Tiene el poder de infligir lesiones, pero también tiene la capacidad de ayudar a detener el sangrado y curar heridas. 

Como se mencionó anteriormente, la obsidiana es una piedra de verdad. Su poder protector y su poder mental y espiritual son tales que se recomienda manejarlo de una manera informada y cuidadosa. Debe saberse que la obsidiana es una piedra extremadamente protectora y actúa como una poderosa armadura contra las ondas e influencias espirituales negativas y contra el mal de ojo. Algunos incluso mencionan su resistencia a la magia y su efectividad para bloquear la agresión psíquica y los ataques espirituales. La obsidiana fortalece al portador. Revelando la verdad sobre uno mismo y los demás, conduce a la claridad de la visión y amplía el campo de la conciencia para permitir que el alma florezca y se eleve. 

En el nivel kármico, la obsidiana actúa en el chakra del tercer ojo promoviendo la clarividencia. Esta habilidad debe ser manejada con cuidado, porque la obsidiana es una piedra muy poderosa cuando se trata de eliminar obstáculos que impiden la claridad de la visión interna y el conocimiento de la verdad sobre uno mismo. Se recomienda encarecidamente que se prepare psicológicamente para este verdadero ejercicio, ya que puede resultar demasiado doloroso para la persona. 

La obsidiana, la piedra favorita del chakra coronal, es un poderoso imán que atrae fuerzas espirituales. También actúa sobre el chakra raíz y promueve el desarrollo del vínculo con la madre tierra, eliminando las perturbaciones que pueden afectar el anclaje del chakra en la tierra. Colocar una piedra de obsidiana en el plexo solar ayudará a reducir los trastornos y el dolor del sistema digestivo. 

El extraordinario poder de la obsidiana la convierte en una de esas piedras que no necesitan ser purificadas porque es muy poderosa para repeler las energías negativas. Para recargarlo, basta con exponerlo a la luz de la luna, a la luz del sol o incluso a la luz del fuego. Colocar la obsidiana en un grupo de drusos optimiza su recarga.

AVISO DE CLIENTE